alto rendimiento
alto rendimiento

La selección de fútbol de Alemania hace yoga

Hay un personaje de pelo largo y rubio que viaja habitualmente con la selección alemana de fútbol. Su nombre es Patrich Broome, y es el profesor de yoga.

El seleccionador, Joachim Löw, lo quiere cerca. La función de Broome es ayudar a los jugadores regular su estrés antes de los partidos y los entrenamientos.

El seleccionador alemán justifica la presencia de Broome dentro de su equipo.
“No sólo queremos estar al máximo física, sino también mentalmente” ha repetido en más de una ocasión.

Este método poco ortodoxo dentro del mundo del fútbol ha dado muy buenos resultados a la actual campeona del mundo.

Los futbolistas destacan mejoras en varios aspectos.

niveles de relajación previa a los partidos.

Más capacidad de concentración.

Mayor motivación y disfrute asociado a la práctica de su deporte.

El acondicionamiento mental se está convirtiendo en una necesidad

Esta anécdota de la selección alemana solamente demuestra la necesidad dentro del deporte profesional de mejorar las capacidades mentales de los atletas.

Entre los expertos en alto rendimiento es bien sabido que la preparación de un deportista profesional debe centrarse en el desarrollo de 4 áreas:

Las capacidades físicas.

La mejora técnica permanente.

El aumento en el conocimiento de los aspectos tácticos del juego.

El desarrollo de las capacidades mentales necesarias para las exigencias de la alta competición.

En la mayoría de los casos el deportista se desarrolla en los 3 primeros ámbitos, físico, técnico y táctico. Y en la mayoría de los caso no existe un plan de mejorar de los aspectos mentales del juego.

Existen excepciones. Cristiano Ronaldo declara abiertamente que el desarrollo de sus capacidades mentales es tan importante como el resto de sus cualidades.

El acondicionamiento mental no es una cosa tan novedosa.

Desde hace ya varias décadas pilotos, esquiadores, tenistas, escaladores, atletas realizan diferentes ejercicios de acondicionamiento mental para mejorar su rendimiento.

Y las investigaciones realizadas en ese sentido corroboran esto. Un buen ejemplo es la práctica figurada o visualización. Sabemos que los atletas que ejecutan su deporte mentalmente con calidad son capaces de mejorar en ciertas capacidades mentales.

Dicho de otro modo. Para que un deportista alcance su mejor versión es necesario que en su preparación haya una parte dedicada al entrenamiento mental.

En que consiste el entrenamiento mental de un deportista de élite

Lo primero que se hace es evaluar al deportista. Se analizan sus características. Con los datos obtenidos se crea un plan de entrenamiento mental adaptado a las metas del atleta.

Las estrategias que se utilizan van desde técnicas de relajación autodirigidas, métodos de control mental, visualización y otros.

Estas herramientas se utilizan para crear una serie de protocolos precompetitivos, competitivos y postcompetitivos.

La idea de fondo es crear algo que los expertos llaman estados mentales óptimos. Bajo esto estados el cerebro funciona en su mejor versión y proporcionar al deportista su mejor desempeño.

Ahora también las empresas se están subiendo al tren del alto rendimiento

Empresas que provienen del mundo del alto rendimiento deportivo como www.bfluency.com están adaptando estas estrategias al ámbito de la empresa.

El estudio de los niveles de estrés de las empresas, su capacidad de comunicación, trabajo en equipo y capacidad de organización da a estos expertos una idea de en que lugar se encuentra el grupo a desarrollar.

A partir de ahí se crean programas de acción adaptados a las necesidades de la empresa.

Los objetivos son siempre los mismos. Mejorar el ambiente de la organización y su productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*